Publicado el Deja un comentario

“Hygge” y el estilo nórdico

Hola lovers!

¿Conocéis el estilo nórdico? ¿Os suena la palabra “hygge”? ¿Existe la felicidad o sólo momentos felices?

Veamos… el mundo en el que vivimos está lleno de información y estrés. ¿Con esto os estoy desvelando algún secreto? Creo que no. redes sociales, televisión, paneles publicitarios, etc. Todos son herramientas que están constantemente arrojando información sobre nosotros. Esto a su vez conlleva que nos sintamos presionados, estresados de tanto recibir y tan poco tiempo para procesar. Algún día trataremos este tema con más tranquilidad, (y nunca mejor dicho) eso si… ¿habéis pensado en “cosas” que quizás nos hacen sentir mejor de manera indirecta?

Este estrés y “bombardeo” de información cesa cuando llegamos a ese lugar, puede ser nuestra casa… o cuantas veces hemos ido a casa de alguien que simplemente transmite PAZ. Me gustaría hablaros del estilo de decoración “nórdico”, que parece diseñado para ello. Existen una serie de características claves que lo definen.

Por un lado, la LUZ, todos los colores que se emplean en el estilo nórdico están escogidos para multiplicar la claridad en casa. Es por eso que el color estrella será el blanco contrastando con el negro como color secundario, además de usar complementos en tonos beige o gris. Otro matiz importante de este estilo es la presencia de la madera en variedades claras sobre todo en muebles y objetos de decoración. Al contrario que el Feng-Shui, el estilo nórdico apuesta por líneas rectas combinadas con suaves curvas. Como si de algo aleatorio se tratase… Por último, también se admiten plantas que den un toque natural al ambiente, prefiriéndose plantas que destaquen por su forma “simétrica” como cactus u otro tipo de crecimientos con patrones geométricos claros.

Pensemos… un espacio así ¿a dónde nos quiere conducir? A eso que tanto ansiamos en el día a día… la tranquilidad… un espacio diáfano donde podamos sentarnos a ordenar nuestras ideas, a procesar, donde cada detalle nos inspire tranquilidad, equilibrio, seguridad, pero a su vez, nos reúna con la naturaleza, la fórmula mágica que nos haga felices…

Un momento ¿felices? ¿Sois de los que pensáis que la felicidad existe o solo hay momentos felices? No sé si habéis oído hablar del término “hygge” (pronunciado “hu-ga”, originario de noruega (todo queda entre nórdicos)) que significa “bienestar”. Este concepto está basado en que este “bienestar” está directamente relacionado con la sencillez de tu estilo de vida, reduciendo lo material, las posesiones, olvidando las preocupaciones, haciendo preciso un ambiente cálido y acogedor, siéntete como en casa…

¿Ya tenéis ese lugar en mente? O pensais que no existe… ¿Hay algún lugar que os haga sentir felices? O realmente ese lugar es el medio que te permite transportarte a ese momento feliz que te vuelve a hacer sonreír y que te gustaría inmortalizar 😉

#simplethinglovers

Bea y Antonio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *